Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Psicologia sin limites

Psicologia sin limites

La psicología es lo mas importante para nosotros, este blog es el blog prohibido de la psicología.

Vivir Juntos antes de casarse

Vivir Juntos antes de casarse o  casarse sin haber vivido juntos vamos a hacer el amor  ?De acuerdo con el Censo de EE.UU y de Europa , casi la mitad de los matrimonios terminan en divorcio . Con tal tasa de divorcios, uno no puede extrañarse de que nos invada un poco el escepticismo y preocupación. Una solución posible seria vivir juntos antes de contraer matrimonio. esto en teoría permite a las parejas  experimentar un “matrimonio de prueba” antes de formalizar el compromiso oficial. La cohabitación se está convirtiendo en una parte natural del ritual de cortejo, una transición hasta llegar al matrimonio .De hecho, dos tercios de Americanos y Europeos  viven juntos, y la mitad de los matrimonios surgen de la convivencia. Siguiendo este patrón y aplicando el sentido común, parece ser que las parejas que previamente a la boda han vivido juntos tendrán mayores posibilidades de éxito ya se supones que están más preparados . Las estadísticas ha demostrado, sin embargo, que en este caso el sentido común es erróneo . Vivir juntos antes del matrimonio en realidad parece conducir a tasas de divorcio más altos en muchos países occidentales. ¿Por qué puede ser esto?¿Es cuestión de religión ? Parece ser que no.En teoría “Las personas que son más religiosas son menos propensos a participar en la convivencia y también son menos propensas a divorciarse. Sin embargo poco o nada tiene que ver, diversos  estudios muestran que incluso si se tiene en cuenta la religiosidad, las personas que cohabitaron tenían más probabilidades de divorciarse que aquellos que no cohabitan antes del matrimonio.¿ Cual puede ser la causa ?La respuesta parece ser el compromiso. Las parejas que ya están comprometidos para casarse cuando van a vivir juntos no experimentan los mismos efectos perjudiciales que los que se involucren después de haber vivido juntos. Tienen mejores habilidades de comunicación, un menor número de interacciones negativas, una mayor calidad de la relación, y más confianza en su matrimonio después de la boda.En otras palabras, muchas parejas que han vivido un tiempo juntos se casan por el mero hecho de haber vivido juntos, sin analizar que a partir de ahora adquieren un compromiso oficial y sentimental. El sentimental se da por asumido, pero el oficial es otra cosa. ( derechos y obligaciones de los cónyuges ) que antes no existían.Las parejas que viven juntos son también más propensos a pasar más tiempo juntos, lo que los hace menos propensos a tener la  oportunidad de conocer a otras parejas potenciales .El género también desempeña un papel importante. Las mujeres tienen más probabilidades de ver la cohabitación como un precursor del matrimonio, mientras que los hombres no tienen esa visión, pueden vivir en pareja indefinidamente y sentirse como en matrimonio.En resumen, vivir juntos es una opción práctica e inteligente para la mayoría de la gente hoy en día. En una encuesta estatal, el 61 por ciento de los adultos jóvenes manifestaron que la cohabitación antes del matrimonio aumenta las posibilidades  para finalmente contraer matrimonio (Kline, et al. 2002).Teniendo en cuenta esta visión positiva de la convivencia, y el gran número de parejas que deciden llevarla a la practica ,¿hay alguna manera de evitar los fracasos de la convivencia? Cada relación es diferente, pero todos los estudios parecen reducirse a una sugerencia clara – no convivir hasta que usted y su pareja estén  seguros  de que están invertido en el futuro de la relación, y no es un ” nos vamos a vivir juntos

Compartir este post

Repost 0

Comentar este post